Todo lo que debes saber sobre las criptomonedas

criptomonedas

Si me seguís en Twitter, me habréis visto durante todo el verano alucinando con el fenómeno de las criptomonedas y compartiendo mis transacciones exitosas gracias a la inflación que ha tenido, en especial, estos últimos meses. Si os soy sincero, no abrí mi monedero virtual con la intención de especular con divisas, fue por la mera curiosidad de entender cómo funcionaba y qué ventajas/desventajas tenía respecto a utilizar un método de pago que consideramos normal, como es el euro o el dólar. Pero claro… mi primera compra fue cuando estaba a 1800$/btc y a la semana siguiente ya se encontraba a 2800$/btc y sin hacer nada, ya tenía más dinero del que invertí de forma bastante rápida y exponencial.

En este post quiero explicar todo, desde un nivel ignorante hasta donde lleguen mis conocimientos sobre: qué son las criptomonedas, cómo funcionan, cómo se hacen transacciones con éstas y cómo puedes especular con ellas.

¿Qué son las criptomonedas?

Las criptomonedas son divisas que tienen como fin convertirse en un medio digital de intercambio entre un comprador y un vendedor. Muchos os preguntaréis que si ya existe plataformas como Paypal, qué sentido tiene añadir más. Pues bien, la principal diferencia entre las criptomonedas y Paypal es que esta última requiere un pago entre redes privadas como tarjetas de crédito y cuentas bancarias, mientras que las criptomonedas no tiene intermediarios.

El uso de estas criptomonedas en actividades ilegales, así como la imposibilidad por parte de los gobiernos de establecer políticas impositivas sobre transacciones realizadas a través de dicho medio, es motivo de controversias. Si quieres mover un millón de Bitcoins, tienes que pulsar unos cuantos botones, esperar a que rompan bloques y listo, en cambio, si quieres mover un millón de dólares, puedes hacerlo por el banco y esperar sentado a que la policía venga a interrogarte a tu casa y ser tratado como un criminal.

Con esto probablemente haya dejado una gran duda, ¿todas las transacciones que se hacen con criptomonedas son 100% anónimas? y la respuesta es no, o por lo menos, no del todo. Todas las transacciones que se producen en la red de criptomonedas con tecnología Bitcoin quedan registradas en un libro de contabilidad pública llamada el blockchain. Los datos almacenados en cada una de estas transacciones incluyen una cantidad de pago bitcoin y las direcciones de Bitcoin del remitente y el destinatario (entre otras cosas). Si nadie conoce la dirección de tu monedero, nadie podrá atribuirte esa transacción, ¿cómo podrían conocer la dirección? en este link te dejo siete formas de cómo pueden relacionarla contigo.

¿Cómo funciona la red?

En estos dos últimos párrafos he introducido conceptos que os ha tenido que asustar a más de uno, así que me dispongo a aclararlos en este apartado.

No tengo ni idea de cómo hacerlo para explicarlo de forma sencilla, no es algo fácil de contar, pero lo intentaré, a ver cómo sale: los usuarios tenemos monederos virtuales con bitcoins, y existen personas denominadas mineros, que son los encargados de darle energía a la moneda (evitando trampas y haciendo posible las transacciones) y gracias a su labor, reciben una parte aleatoria de las comisiones que se cobran a los usuarios por cada transacción.

En lo que respecta a Bitcoin, este no se crea, sino que se descubre. Miles de ordenadores de todo el mundo “minan” bitcoins compitiendo unos con otros. Los mineros obtienen los bitcoins como recompensa a la resolución de un problema matemático en el que cada 10 minutos compiten miles de nodos siendo la red de computación más potente que hoy en día existe (Si, por encima incluso que la NASA o Google). Este reto matemático siempre es igual en su proceso pero las variables son diferentes y solo puede resolverse probando números al azar sin parar hasta dar con el resultado que se busca en ese momento. El primero que lo consiga se lleva la recompensa. Esto genera competencia y búsqueda de eficiencia mejorando los ordenadores para este objetivo, a los que llaman mineros. Pero estos son temas de minería, no veo relevante extenderme mucho en este apartado.

Lo relevante de las criptomonedas, es que la minería ya consume más energía que 130 países del mundo, y no unos países cualquiera, entre ellos está incluso Irlanda. Es una locura hasta donde estamos llegando con las criptomonedas (lee más sobre esto desde aquí).

Cómo utilizar criptomonedas como método de pago

Si lo que has leído de momento te está gustando y te parece interesante, te parecerá razonable abrir un monedero y empezar a operar con estas divisas. Mi opinión, actualmente, es que es una estupidez considerar la opción de utilizarlas para transacciones no especulativas. Su valor cambia de forma diaria a una velocidad altísima y si tu intención es especular con las monedas es razonable, pero comprarlas con la intención de operar y comprar/vender cosas con éstas lo veo una locura. Si algún día se estabiliza, sería genial y yo sería el primero en apoyarlas, pero ahora mismo está para hacer más ricos a los que ya son ricos.

Os voy a explicar brevemente que tienes que tener en cuenta para abrir un monedero y cuáles son, en mi opinión, las mejores opciones que existen. Hay dos tipos de monedero: local y online (con un tercero). Puedes tener tu monedero en tu propio PC, pero si se te jode sin copia de seguridad perdiste tu pasta, pero también puedes tenerla en un servicio online y si es hackeado también te quedaste sin dinero. Obviamente, me estoy poniendo en los casos más extremos, pero es para explicaros que existen riesgos y que los debéis de tener en cuenta. Perdonadme por ser tan exagerado.

Mejor monedero virtual local

Electrum es intuitivo, multiplataforma y cuenta con una seguridad más que suficiente como para ser de las mejores opciones que podemos encontrar en cuanto a monederos virtuales.

Podrás descargarlo para el sistema operativo que desees desde aquí.

Mejor monedero virtual online

Coinbase, sin duda, es el más popular de todos y el que recomiendo encarecidamente para especular con Bitcoins, Litecoins y Ethereum. Por desgracia, Ripple aún no está disponible en esta plataforma, aunque espero que a lo largo de 2018 sea posible, es el único inconveniente que tiene este exchange. Su seguridad es alta, tiene doble factor de autentificación y es una aplicación multiplataforma, podrás realizar operaciones desde tu smartphone de forma rápida y eficaz, además de estar al tanto de las subidas y bajadas de precio.

Para registrarte podrás acceder a su sitio web clickando aquí.

Sea cual sea la opción que hayas elegido, ya podrás hacer transacciones con otras personas, desde recibir hasta enviar sin ningún tipo de problema o limitación.

Mi experiencia con la especulación

Durante todo el verano estuve especulando con CFDs mediante Libertex, algo que no me terminó de convencer, para quien no lo sepa, los CFDs son una especie de “apuestas” en bolsa, algo que no me agradaba para nada a la hora de invertir porque no sabía que iba a pasar en veinticuatro horas, pero sabía que, con el tiempo, el Bitcoin iba a dispararse. A ver, no lo sabía cien por cien seguro, obviamente, pero si que tenía la esperanza de que diera un pelotazo, así que, tras estar todo el verano operando con CFDs, decidí hacer una inversión a larga duración en octubre e invertir la mitad del capital que tenía en ese momento en Bitcoins, por aquel entonces era 3600$/btc y esperé. En cuanto llegó a 9700 los solté con un gran beneficio, aunque me cabreó mucho que durante esa semana llegara a 20000$/btc. Así que tras comprobar que no era el lobo de Wall Street, lo he dejado apartado hasta ayer, que he decidido invertir de nuevo fuertemente en Ripple. Anoche lo hice y estaba a un precio de 1.8$/rpx, así que, escrito se queda, esperemos que vaya muy bien como hasta ahora.

Lobo de Wall Street solo hay uno

Esa, de forma resumida, ha sido toda mi experiencia. Creedme cuando os digo que no me gusta la bolsa, eso de invertir en valores no creo que sea lo mío: hay un dicho muy famoso y es que nunca debes enfadarte por no llevarte el último euro, pero yo, en cambio, me cabreé hasta habiendo ganado superando el 100% con creces. Creo que el fenómeno de las criptomonedas es algo muy distinto y que durará años en alza, no es algo que me gustaría ya que me encantaría que fuera una realidad como método de pago… pero no soy yo quien manda en Wall Street.

No creo que vuelva a entrar jamás en otra criptomoneda, este verano fue muy divertido ya que nunca se disparó a tal nivel, me llegan a decir que cuando compré mis primeros btc que iba a llegar a $20.000 y no lo hubiera creído. Ahora, tras inflarse y tener un valor completamente absurdo no creo que sea para mí, ha sido divertido pero hasta aquí llegué yo. ¿Vosotros habéis tenido experiencias con las criptomonedas? Déjame en los comentarios qué tal te ha ido.

1 I like it
0 I don't like it