Mis impresiones con el MacBook Pro 15" 2017 tras 6 meses de uso

Luciano Ramos macbook

Comprar un MacBook Pro es apostar por: buen rendimiento, seguridad y portabilidad. O por lo menos, esta es la teoría. Tras la compra de mi primer portátil de Apple para uso tanto de edición de vídeo como desarrollando en diversos lenguajes de programación, he podido tener, tras 6 meses, una opinión bastante rotunda de qué pienso acerca de mi adquisición y si merece o no la pena el alto precio que posee el laptop.

Análisis del MacBook Pro 15″ Touchbar 2017

Es un equipo ligero, pese a sus 15 pulgadas y lo robusto que pueda parecer en comparación con el modelo de 13, para tener una pantalla tan grande tiene un peso bastante adecuado. En cuanto a diseño, he de decir lo obvio y lo que sabemos todos, estamos ante una obra de ingeniería brillante por parte del equipo de los de Cupertino. Mi modelo es el plata y aunque sea muy vulnerable a ensuciarse, no puedo poner ni un pero a que Apple haya mantenido su diseño en el que se sigue encontrando aluminio.

En esta review merece la pena que sea tratado el tema garantía y que mejor forma que contando mi experiencia. A las dos semanas de comprarlo y después de haberme mudado a Sevilla, la batería me dejó de funcionar y solo podía utilizar el MacBook enchufado a la corriente eléctrica. Llamé a Apple, me dieron la dirección de la reseller más cercana a casa, y sin pagar nada, en tan solo una semana, ya lo tenía arreglado y listo para recoger. Lo bueno de comprar productos a una marca tan eficiente es la eficacia con la que te resuelven los problemas, y quedé más que satisfecho con el trato recibido y la profesionalidad de la reseller que se encargó de cambiar mi batería. Pero si quieres saber más detalles acerca de esta anécdota, te recomiendo ver el vídeo de la review a continuación.

En cuanto al rendimiento del equipo, gracias al almacenamiento flash de su disco duro y a un procesador tan potente como es su i7 a 3,2 GHz hace que tengamos un laptop con un sistema operativo muy fluido. El almacenamiento flash lo noto cuando estoy con macOS, manejándome entre los archivos y en el hecho de abrir y cerrar las apps. Supongo que para mi es más fácil de valorar este aspecto ya que tuve mi iMac con un disco duro de 7200rpm que lo tenía ralentizadísimo, y cuando le añadí un SSD noté la mejoría al instante. Pues mi MacBook Pro incluso se hace notar en comparación con mi ordenador sobremesa y eso hace que me sienta satisfecho en este apartado. En cuanto al procesador, cada vez que necesito exportar/comprimir un vídeo va a una velocidad fantástica, no me hace esperar apenas tiempo y no tiene problemas como los equipos de años anteriores, donde empezaba a sonar el ventilador muchísimo cuando se le daba caña. El nuevo diseño permite que se puedan ejecutar tareas sin que se convierta en la turbina de un helicoptero y eso es algo que se agradece, que yo no tengo auriculares antiruidos.

La batería no es nada del otro mundo, pero si que es capaz de aguantarme dos días completos de clases, que serán unas 9 horas de uso. Teniendo en cuenta que utilizo IDEs de programación y procesadores de texto, no está nada mal, simplemente, batería correcta. Hay que tener en cuenta que monta una pantalla a 2880×1550 píxeles, una resolución que me dejó asombrado desde el primer uso y que a la hora de edición se agradece ya que te hace ser más consciente de ciertos detalles que puedas perfeccionar.

Conclusión relación calidad-precio del MacBook Pro

Aparte de que se ensucia mucho debido al color que he elegido de MacBook Pro, no he mencionado ningún aspecto negativo del equipo, pero ahora viene el más gordo, el precio. Es injusto que no sepáis que, por haberlo comprado en Mediamarkt, me salió a un precio mucho más reducido del que está actualmente, unos trescientos euros menos, haciendo que para mi mereciera la pena la inversión. Actualmente cuesta 2800 euros mi modelo y a muy pocas personas se lo recomendaría. Si ya tienes un equipo de sobremesa potente y vas a necesita portabilidad en pocas ocasiones, tu mejor opción es el de 13 pulgadas, pero si, en cambio, quieres un equipo principal que te de el máximo de potencia tanto en casa enchufado a un monitor como cuando sales: señor, este es tu MacBook Pro perfecto.

Foto sacada por iPhone X

Espero haber resuelto toda duda entre el vídeo y el post, pero si aún tienes algo que preguntar acerca de cualquier aspecto, no dejes de hacérmelo saber a través de los comentarios.

1 I like it
0 I don't like it