Hackeando mis finanzas

finanzas

Tras mi primer mes como minimalista he hecho muchos cambios y realmente me siento muy satisfecho con todo lo que he modificado en mi vida, pero hay algo que no tiene una razón de ser: las apuestas, póker y las inversiones en criptomonedas.

Desde aproximadamente verano tengo una economía muy volátil, es cierto que, por suerte y por ningún otro factor más, siempre tiende la balanza a irse para arriba cuando llega final de mes, pero no es algo de lo que me sienta del todo a gusto. El verdadero problema es que cuando estoy en el pico más alto se me olvida todo acerca del minimalismo por culpa del dinero “fácil” y cuando estoy en el más bajo el agua me sabe a oro.

Pero claro, si siempre acabo positivo, ¿por qué dejarlo? Creo que tengo dos motivos claros:

  1. Porque se que tengo mucha suerte y algún día se me va a acabar
  2. Me quita muchísimo tiempo (unos 30 minutos al día, que si multiplicas por 360 es muchísimo), tiempo que si empleara en lo que realmente me importa en la vida (proyectos personales, autodidactismo, objetivos, disfrutar de un café con un buen colega…) sería mucho más feliz.

No he tomado esta decisión antes debido al “miedo” que me provoca no tener esta fuente de ingresos cada mes, incluso me he dado unos 90 días para poder sustituirlo con alguna variable rentable pero, para mi sorpresa, no existe. Aunque lo importante es que, realmente, no necesito este dinero extra. Lo que necesito es tiempo para poder cumplir los objetivos que me propongo en mi día a día.

Intento de foto motivacional

Así que he decidido subsistir con todo lo neto de este año, darme de baja de todas las webs que me inciten a creerme el Lobo de Wall Street desde casa, seguir buscando curro trabajando como freelance y crear el siguiente plan de ahorros (no he ahorrao en mi vida, hulio):

  • He abierto una cuenta de banco en la que guardaré semanalmente 20 euros.
  • Con ese dinero no podré hacer ninguna compra, lo usaré de colchón y en mi día a día no existirá, solo lo utilizaría bajo una emergencia (y no cuenta que salga un iPhone nuevo).
  • Cuando sobrepase los 1.000€, ese será el mínimo con el que deberá conservarse, y cada compra que haga a final de mes deberá de ser reintegrada.

Tengo el presentimiento de que cuando acabe el año, solo con lo ganado como freelance quintuplicaré mis ganancias. Por lo menos, siempre que siga hasta ahora. Pero, apartando las finanzas, estoy seguro de que a mi cabeza le vendrá bien esa desconexión.

El minimalismo predica que hay que tener solo lo necesario, y en mi cabeza sobra toda la especulación a la que me he visto sometido. Ya es hora de esclarecer mis prioridades y apartar las cosas que me han distraido de mis metas de 2018 (Para quien no las sepa: dejar de morderme las uñas y 1.000 suscriptores en Youtube).


A la conclusión que creo que hay que llegar es que la mentalidad que me aporta el minimalismo me está salvando la vida. En tan solo un mes estoy expulsando toda la toxina que llevaba años acarreando, desde videojuegos que no usaba a una economía más volátil que el btc.

No quiero ser un cura que anime a que todo el mundo se meta en mi secta, pero no puedo de dejar de alegrarme por cómo he mejorado en productividad y sobre todo, de haber empezado este blog. Siento que estoy construyendo un muro y con cada entrada voy añadiendo un ladrillo más. Se que queda mucho hasta que se construya del todo pero… ¡qué ganas!

¿Por qué no me aplaudís y me animáis a que siga produciendo contenido? 😇

¡Shhht! No he ahorrado en mi vida y no sé si el método que he descrito es efectivo, ¿tú lo haces?

🔽 ¿por qué no me aconsejas comentando aquí abajo? 🔽

1 I like it
0 I don't like it