Minecraft

Creo que todo el mundo hemos oído hablar de este título, para quien no es fanático de esta temática en particular, lo resumiré brevemente. Minecraft es un videojuego de construcción y supervivencia, sigo sin saber con certeza cual es el objetivo de éste, creo que para la mayoría es sobrevivir cada noche y buscar cuevas para conseguir materiales, y gracias a ellos, poder hacer un portal para matar a un dragón.

Entiendo que vuestra opinión sea: ¡vaya ridiculez!. Pues no. No lo es, puede convertirse en un ‘comehoras’ que acompañado de un par de amigos puede resultar bastante entretenido. No os voy a mentir, mi experiencia en este juego es bastante pobre, apenas habré llegado a las 10 horas de juego. Aunque no me ha hecho falta muchas más, ya que he llegado a descubrir cuevas y encontrar materiales muy difíciles de conseguir como el  ‘diamante’ que es lo que todo buen jugador ansía por conseguir.

Llamémoslo “la suerte del novato”,aunque, de lo que quiero hablar hoy,en concreto, es sobre las pocas horas de más que le voy a echar a este juego tan adictivo. Como buen fanático a los videojuegos que soy, he de admitir que este título tiene mucho encanto, y no precisamente visual, simplemente es bastante divertido el hecho de sobrevivir en un mundo junto a amigos, ayudándonos entre todos, para conseguir todo lo que queremos y que ninguno de nosotros muera. Está genial, pero creo que este tipo de títulos, cuando le has echado más de 24 horas de juego y ya tienes el objetivo de matar al dragón cumplido, hay que dejarlo, debido a que las posibilidades que puedes hacer en un juego de mundo abierto son infinitas, puedes dedicarle a este juego diez años de tu vida, probablemente sea uno de estos juegos inmortales, como Mario Bros o Pokémon, que nunca estarán pasados de moda.
Lo que si está claro, es que engancharse a un título como éste, lo único que va a generar es falta de tiempo,no solo para nuestras actividades tan productivas en nuestro día a día, si no que vamos a malgastar nuestro tiempo de ‘videojuegos’ a un solo título mientras que cada mes salen muchísimas joyas para nuestras consolas.

Minecraft: Uno de los juegos más adictivos del mundo, analizado

Me encanta el Minecraft en el sentido de: hoy voy a proponerme tal objetivo en el videojuego y a conseguirlo, y así cada día hasta que consiga vencer al dragón, eso es terminarse un título y el hecho de no explotarlo no significa que sea mal jugador, significa que me gusta la variedad y no me voy a quedar enganchado en un juego de bloques.

¡Ojo! Respeto y entiendo el vicio generalizado que hay con este videojuego, pero todas las personas que son presas de éste y que ha sido su primer videojuego, no les ha dado ningún tipo de oportunidad a otro título, y juegan y juegan hasta quemarse la retina y no saben lo que es pasearse por Hibernalia o marcar dos golazos en el Fifa bien marcados.

Minecraft

Sentía la necesidad de hablar de este videojuego debido a que hasta la semana anterior, no le di la oportunidad ni siquiera de probarlo, el Minecraft es bastante complejo, necesitas obligatoriamente para jugarlo a una persona que sepa bastante, yo tuve suerte y conocí a Noelia y gracias a ella, he podido aprender acerca del universo tan complejo que es tan característico de este juego.

Tal vez el hecho de que sea tan difícil de entender es lo que a más de uno nos ha echado atrás a la hora de probarlo, aunque sea un juego tan famoso, estoy seguro de que muchas personas (sobre todo, las que son mas mayores) ni siquiera han sido explotadas por Creepers, y es una oportunidad que os insto desde aquí a plantearos y a disfrutar, con cabeza, de este título creado en 2011 y comprado por Microsoft a un precio de 2.500 millones de dólares.

<p>Soy de Ayamonte, Huelva. Aficionado a todo el mundo de la tecnología, en concreto a todo lo relacionado con Apple. Me encanta crear contenido en mis ratos libres, cuando no lo hago estoy jugando a fútbol. Actualmente estoy estudiando Bachillerato de Ciencias y próximamente Ingeniería Informática. Stay Hungry, Stay Foolish </p>