"Black Mirror" Season 1, Episode 2 "Fifteen Million Merits"

Desde que Netflix dejó de ser una compañía que ofrece contenido audivisual de terceros y se convirtió en una productora, han sacado innumerables éxitos en su plataforma, desde 13 Reasons Why que conmocionó a todo millenial que lo vió (entre los que me incluyo) hasta la serie que vamos a tratar hoy, Black Mirrors. No existe persona que no la haya visto y no haya sentido escalofríos con los planteamientos éticos que se proponen en cada capítulo, y hoy, voy a convencerte de que tu también le eches un buen vistazo a la serie.

Black Mirrors: capaz de lo mejor y de lo peor

Siendo sincero, cuando ví el primer capítulo me dejó un poco decepcionado. Me habían hablado muy bien de la serie y lo que me encontré fue una completa ida de olla por parte de Netflix, o sea, creepy total. He llamado al segundo título así porque la serie, la cual debéis saber que cada capítulo es independiente y que no tiene nada que ver uno con otro, tiene episodios muy buenos, de diez, y otros, en cambio, malísimos e intragables. ¿Qué significa esto? pues que si no os mola un capítulo, no debéis dejar de verla, porque de verdad, los buenos están ocultos entre la multitud.

También debéis saber que, lo más normal, es que no pilléis el rollo al capítulo. Si lleváis treinta minutos de episodio y no le veis sentido, por favor, no lo quitéis y perdáis la paciencia. Un claro ejemplo es el episodio, el cual tiene de protagonistas a las que podéis observar en la imagen anterior. Cuando descubráis el verdadero significado de todo… la cabeza te hace boom.

Tenéis que entender que la serie sigue siempre el mismo patrón, nos plantea situaciones que se pueden dar en un futuro lejano y que saltan a la comba entre la ética y la moral. Los mejores son los impactantes que dejan sin habla al espectador, y lo mejor es que, existe uno, el primer capítulo de la tercera temporada, que se puede convertir una realidad en China. De locos.

Así me quedé con los mejores capítulos de esta serie

Pero sobre todo, el verdadero encanto de Black Mirrors es que es un contenido audiovisual completamente diferente a cualquiera que haya visto antes. Es atrevido y no han recortado en gastos precisamente, los efectos de cine futuristas molan muchísimo y las tomas, en general, son muy agradables de ver. En la imagen anterior, aunque parezca un meme para hacerme el graciosillo en la leyenda de la imagen, es una escena de la serie real de uno de los capítulos que están bastante bien y joder, ni tan mal.

Algo que me ha molado mucho de la cuarta temporada, la que salió hace escasos cinco días y que por cierto, ya me he acabado (que asco doy), son los actores del primer capítulo. ¡Cómo me moló ver caras conocidas! no quiero adelantar nada, pero a los que os mola Cómo Conocí A Vuestra Madre y Breaking Bad, os acordaréis de mi cuando lleguéis a ese episodio.

Poco más que añadir, quiero que os lancéis los que no hayáis visto la serie a verla y los que son fanáticos como yo, qué me dejen en los comentarios cuál es su capítulo favorito, ¡a ver si coincidimos!

Soy de Ayamonte, Huelva. Aficionado a todo el mundo de la tecnología, en concreto a todo lo relacionado con Apple. Me encanta crear contenido en mis ratos libres, cuando no lo hago estoy jugando a fútbol. Actualmente estoy estudiando Bachillerato de Ciencias y próximamente Ingeniería Informática. Stay Hungry, Stay Foolish 