plex-media-server

Desde que tengo un MacBook Pro de 15″ me resulta prehistórico el simple hecho de conectar un disco duro. Por culpa de Apple siento que estoy adelantado a la realidad tecnológica odiando los cables y dependiendo demasiado de la nube para guardar mi contenido.

Cuando me llegó el ordenador, tenía claro que quería tener todas mis películas y series en todos los equipos a la vez y la única forma de hacerlo es con un NAS, así que, pasé de gastarme 200 pavos y recurrí a una Raspberry Pi.

Lista de aparatos para crear un NAS (disco duro en red):

  • Raspberry Pi: placa base económica y bastante potente que la comunidad geek la utiliza constantemente para la creación de proyectos fabulosos (si quieres conocer otro, aparte del que hice, pincha aquí) La puedes comprar desde este link.
  • Tarjeta Micro SD: nos sirve para poder instalar la imagen del software y correr la placa base a partir de ahí. Compré ésta.
  • Internet: para poder tener todo el contenido en mi red local.
  • Ordenador: da igual que sistema operativo tenga.

El software que requiere la instalación es el que prosigue:

Con MacOS

Los pasos a seguir son:

  • Una vez tengamos SD Formatter instalado, tenemos que insertar la tarjeta y formatearla, es bastante importante que lo hagamos con este programa, ya que pasando los archivos a la papelera no es suficiente.
  • Ahora simplemente tendremos que abrir Apple Pi Baker e importar a nuestra SD el archivo de la imagen de OpenElec, esperamos a que termine el proceso y estará listo.

Con Windows

Los problemas que se me presentaron con este sistema operativo fueron debido a que no conseguía los drivers necesarios para que mi ordenador detectara mi tarjeta SD, no creo que vosotros tengáis esa mala fortuna, ya que, a diferencia de mi, no usáis Parallels Desktop (utilidad para correr un sistema operativo alternativo a macOS). Los pasos que debéis de seguir son:

  • Formateamos la tarjeta SD con SD Formatter .
  • Abrimos Win 32 Disk Imager e importamos a nuestra tarjeta SD la imagen OpenElec.

Desde la Raspberry Pi

Si la instalación ha sido correcta, nada más enchufar la placa con la micro SD a nuestro monitor nos aparecerá el logo de Kodi y podremos empezar a configurar nuestro NAS (el primer encendido es normal que vaya lento).

Tendremos que elegir el nombre de nuestro servidor y una vez insertado nos dará la dirección IP que nos ha asignado. Después tan solo tendremos que elegir qué configuración queremos entre SSH y Samba. Mi decisión personal fue SSH y es la que recomiendo ya que funciona de maravilla. Una vez terminado esto, ya estará listo el servidor NAS.

Configurando Plex

Plex es un organizador de archivos multimedia que recogerá los metadatos de nuestros archivos de vídeo para ofrecernos una interfaz bonita que nos hará más fácil la tarea de navegar entre nuestras películas/series.

Lo único que hay que hacer para configurarlo es seleccionar la ruta en la que está el servidor y voilà. Nuestro propio Netflix pirata.

Observación:

  • Si queréis conectar discos duros externos, tendréis que adquirir un HUB 3.0 alimentado para que no se os estropee (recordad que la placa base no tiene el voltaje suficiente como para dar electricidad a varios discos duros).

 

Soy de Ayamonte, Huelva. Aficionado a todo el mundo de la tecnología, en concreto a todo lo relacionado con Apple. Me encanta crear contenido en mis ratos libres, cuando no lo hago estoy jugando a fútbol. Actualmente estoy estudiando Bachillerato de Ciencias y próximamente Ingeniería Informática. Stay Hungry, Stay Foolish 